Existe una enorme cantidad de personas creando y compartiendo contenido en todo el mundo en cualquier momento; ya no solo compartimos nuestros “productos terminados” ahora también es importante compartir nuestro proceso y nuestras influencias.

Cuando comienzas a estructurar tus ideas con el fin de compartirlas inevitablemente te encuentras con las ideas y contenido de otros y estos comienzan a moldear o complementar las tuyas. Un proceso comienza a desarrollarse con una idea y culmina con la publicación.

ejemplos contenido

Y a lo largo de este proceso, inevitablemente te encontrarás con la Propiedad Intelectual y los Derechos de Autor, que por definición es lo que un autor cobra por la difusión, reproducción o publicación de su obra.

Suena un poco aterrador, honestamente yo pensaba que era algo que solo te encontrabas cuando te “volvías un ‘gran’ blogger” o un blogger famoso pero lo cierto es que lidiamos con el contenido de otros desde el principio. Después los demás comienzan a lidiar con el nuestro. Finalmente no queremos ser llamados ‘piratas’ ni que nos ‘pirateen’ a nosotros.

Comencemos dejando claro que cuando publicas un contenido, por defecto y en principio, eres el poseedor de sus derechos. Sin ningún tipo de registro.

Tal derecho solo se aplica sobre materiales como: fotos, vídeos, animaciones, textos, música, iconos, gráficas, logotipos, etcétera; pero no se aplica sobre la “idea. Por ejemplo, tu puedes hacer una receta de Pastel arcoiris con ciertos ingredientes y alguien más puede usar los mismos ingredientes o el mismo resultado y no habrá ningún conflicto mientras no usen tus fotos o textos.

Debes plantearte qué es lo que quieres permitir que hagan los demás con tus contenidos. 

Fuente: Wikipedia Commons

Para tomar esa decisión te contaré un poco sobre la evolución de los derechos sobre la Propiedad Intelectual. El Copyright o Derechos de autor, es un derecho legal que le otorga al creador derechos exclusivos, aunque limitados, sobre uso y distribución de su obra. En contra surgió la Licencia protectora o Copyleft, que considera que todo debe ser libre y accesible.

El Copyleft tiene gran auge en la informática y el software, como ejemplo, Linux Kernel y el sistema Android.

 

Entre uno y otro, surgió el sistema de licencia Creative Commons, cuya base es una organización sin ánimo de lucro que busca regular qué tipos de derechos, restricciones y permisos quieres dar a tus obras.

Las tres licencias coexisten y comparten conceptos, aunque las Creative Commons han tomado mucha fuerza en los últimos años.

Estás tienen cuatro módulos de condiciones:

condiciones licencias creative commons final

 

Y estas condiciones se combinan para dar forma a las 6 licencias de Creative Commons:

  1. Reconocimiento (CC BY).  Reconociemiento
  2. Reconocimiento-Compartir Igual (CC BY-SA).   
  3. Reconocimiento-NoDerivadas (CC BY-ND).  
  4. Reconocimiento-No Comercial (CC BY-NC).   
  5. Reconocimiento-No Comercial-Compartir Igual (CC BY-NC-SA).  
  6. Reconocimiento-No Comercial-No Derivadas (CC BY-NC-ND).   

 

  • Public Domain Dedication / Sin derechos reservados (CC0 Universal): Es una licencia especial que cede la totalidad de la obra a dominio público.

 

No solo debes decidir respecto a tu trabajo, también debemos saber sobre qué licencia opera el contenido del que queramos hacer uso. Existen muchas herramientas para saberlo en cuanto a imágenes, de los que les hablaré la próxima entrada.

Por ahora, vamos a enfocarnos en nuestras imágenes y textos. A los cuales tú puedes atribuir la licencia que tú quieras y también puedes prohibir su distribución, aunque sinceramente en este mundo tan lleno de herramientas mantener un producto en prohibición puede resultar complicado, es una decisión de cada blogger.

Te recomiendo este sarcástico y útil artículo sobre marcas de agua.

 

Además para proteger tu material gráfico puedes usar marcas de agua pero ya les hemos sugerido no abusar de ellas de tal forma que arruinen el material y este se vuelva incomprensible.

Si encuentras una página que ha usado tus textos y material gráfico sin permiso lo primero que puedes hacer es contactarlos para solicitar que te citen y enlacen o, si no quieres que usen nada, solicitar que remuevan el contenido. En caso de que esto no suceda, denunciar es una cuestión complicada que depende de donde suceda geográficamente hablando, pero en caso de plagio de imágenes o texto se puede denunciar ante Google o el blog host, solo si el plagio es literal.

 

El plagio debe ser literal para ser denunciable, como ejemplo la denuncia de múltiples artistas independientes a Zara.

Aunque respecto a eso, la sugerencia general es no tomarlo como daño. Juanra Doral nos sugiere relajarnos, recordar que es un mundo tan globalizado que todos nos inspiramos en todos y debemos ser respetuosos con el contenido de otros esperando que ellos lo sean con el nuestro.

“Todas las nuevas ideas son una mezcla de una o más ideas previas”

-Austin Kleon en Roba como un artista.

En los momentos de duda respecto a la licencia de algo siempre podemos recurrir a citar y enlazar; debemos de enlazar a las fuentes originales, como por ejemplo al usar contenido encontrado en Pinterest.

Espero que esta información te sea muy útil y decidas aplicarla a tu blog y tu material gráfico y también te comprometas a darle sus atribuciones al contenido ajeno con el fin de fomentar un ecosistema de blogs.

En la próxima entrada hablaremos de algunos bancos de imágenes y cómo usarlos considerando las licencias.

 

Fuentes:

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están señalados *

Dejar un comentario

Hay 2 comentarios

  1. Los consejos más prácticos sobre SEO « Be! Blogger dice: 18/10/2016 en 12:50

    […] para que tus lectores se vayan conformes de tu sitio y vuelvan deseosos por más. Como también la Lección básica de propiedad intelectual para bloggers, de modo que puedas proteger tu contenido y sepas hasta dónde puedes utilizar el contenido y la […]

  2. Ilustra tus post de facilisimo con imágenes de Pinterest, Instagram y Twitter « Be! Blogger dice: 15/11/2016 en 15:23

    […] imágenes. Nosotros ya os hemos intentado aclarar un poco ese ‘jaleo’ con el tutorial Lección básica de propiedad intelectual para bloggers, pero  hoy venimos a daros la posibilidad de usar una vía en facilisimo que os permite utilizar […]